Excelencia en el Aula: ¡si es posible!

0
38

El docente, para ser bueno, ha de mostrar el mecanismo psicológico del poeta y del científico. Las tres profesiones buscan lo mismo por diferentes caminos. En la búsqueda de la excelencia, el docente debe apelar a su instinto creativo e incitar a los estudiantes a aprender por sí mismos y a construir su propio conocimiento según sus intereses intelectuales. Dar con la sustancia, con la química adecuada, esculpir la ingente piedra linguística para obtener un bello poema requieren de la misma energía psíquica que hace que un profesor entre en estado de flujo con sus alumnos en el aula.

Así se obtiene la excelencia, enviando lejos la mediocridad, desdenes, holgazanerías, desmotivaciones y carencias de sentido. La excelencia si es alcanzable, sólo debemos de ser conscientes de ella ¡Feliz día!

Actividades y muestras de los grupos de 2°B matutino y de 1°A vespertino dirigidos por la Profra. Nora Montero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here